FANDOM


MI CASITA DE PAPEL (editado ^^)
Casapapel

Casita de papel

Por maese Pablo Ruiz Blanco para SEMS

Día 1: El tío Ulises ha fallecido y me ha nombrado su único heredero. Al final, la carta de la herencia del tío de América que salía en el Palé no era tan tonta. Con el pastizal que me ha dejado, ha llegado el momento de ser propietario. Empiezo a mirar por Internet a ver qué encuentro.

Día 7: La verdad es que, ya metidos en gastos, me compro un terrenito y edifico desde cero. Los pisos nuevos me resultan un poco angustiosos y las casas en venta están hechas un mecano. Será por dinero...

Día 43: El terreno ha costado un poco más de lo que pensaba y está situado en una cuesta bastante pronunciada, pero las vistas del Atlántico son majestuosas. Ahora debo buscar un buen arquitecto

Día 104: Después de charlar con varios estudios, me siento un poco paleto. Todos me han insistido en lo limitado de mis ideas en cuanto a la vivienda que tenía en mente. Me voy directo a La Casa Del Libro a por unos libros de arquitectura de Taschen. Aunque antes debería cambiarme zapatos y calcetines. En el Estudio Domos & Tänatos me he ido a meter directo en el estanque que hay en la recepción. He pasado mucha vergüenza, pero me han dado un Nespresso y me han dicho que al Alcalde le pasó lo mismo.

Día 108: La Arquitectura es un mundo fascinante. He visto cosas que vosotros no creeríais. Casas sostenidas sobre uno de sus muros laterales. Piscinas que penetran en el salón. Ventanas poliédricas. Me declaro ignorante y me dejo en manos de Francisco... vaya, el próximo día no debo olvidar preguntar si su apellido es Domos o Tänatos

Día 296: Se ve que son buenos. He tenido que esperar medio año pero por fin el Estudio ha terminado el proyecto. Todo el salón y el dormitorio principal tienen un acristalamiento corrido para no perderme nada de esas vistas. La fuerte pendiente se compensa con un sistema de pilotes de hormigón y terrazas para aumentar la superficie útil. Siempre pensé que el hormigón era cutre pero ahora sé que el hormigón MOLA.

Día 296 (bis): Otra vez he quedado como un paleto. Lo marrón no son paneles de madera. Es algo llamado acero corten. Y MOLA más que el hormigón incluso. Así que esas estatuas de las rotondas no son horribles... nunca te acostarás sin saber una cosa más.

Día 320: Ya han empezado a trabajar en la parcela. La labor es un poco lenta porque no hay excavadora que baje ahí, pero todo sea por las vistas. Me entretengo releyendo Architecture Now!

Día 385: Comienzan las obras. Menos más que el tío Ulises hizo una gran fortuna, porque de lo que iba a ser el coste inicial, la cosa se va disparando. Cuando pienso lo que cuesta el ventanal...

Día 397: Hoy me han llamado para decirme que se ha detectado un fallo estructural en los pilotes y que deben volver a empezar con la fabricación. Igual si hubiese comprado un piso antiguo para rehabilitar ya estaría instalado. Miro un álbum de estampitas de la Hadid y recupero la fe en la arquitectura.

Día 420: Comienzan con el esqueleto. La verdad es que estar ahí colgado sobre la ladera de una montaña impresiona bastante. Espero que lo de los fallos estructurales esté ya olvidado porque no me gustaría hacer rappel por la ladera del Teide en una vivienda de diseño

Día 476: Cuánto cemento... no me atrevo a preguntarles, pero ¿se podrá encalar llegado el caso? 

Día 476 bis: Intenet no me tranquiliza. Según las páginas de arquitectura, pintar el cemento es una BARBARIE. Según las páginas de usuarios, están hasta los güitos de tanto gris. Además están los churretes de humedad. No había pensado en los churretes. ¿Es que nadie va a pensar en los churretes?

Día 490: Otoño en La Orotava. Al parecer son necesarias unas modificaciones sobre la marcha por la incidencia de la lluvia. Se detiene la obra hasta nuevo aviso. Descubro a Frank Lloyd Wright. Hasta los mejores arquitectos tienen que enfrentarse a humedades.

Días 493: Wright era bueno, Le Corbusier un ser superior. Alabemos todos a Le Corbusier...

Día 494: Mira, este friki se está riendo de Le Corbusier. Hay que reconocer que tiene gracia el chaval. Esta vez no me pasa como con Domos & Tänatos. Estos no se apellidan Vicisitud y Sordidez ni de coña.

Día 507: Francisco está en un simposio en Barbate, o Barbados, o Barbuda. Las mejoras están paradas y la estructura de la vivienda inundada. Empiezo a pensar que esta gente es un poco cuentista. Facebook me recomienda un grupo llamado Satán Es Mi Señor, como aquella entrada con la que me reí tanto. Veo que efectivamente es un grupo sobre arquitectura. Me apunto.

Día 508. Alguien llamado Anton Ozomek acepta mi solicitud. Mira que hay edificios raros en el mundo. Y feos. Estos se cachondean de todo y se llaman entre sí cofrades. Cometen muchas faltas de ortografía, deben haber estudiado la E.S.O.

Día 510. Contemplo horrorizado que se carcajean de una vivienda muy parecida al proyecto de Francisco. Pero mucho. Si la originalidad se paga el Estudio me debe un descuento

Día 512: Malditos harquiteztos.

Día 513. He visto cosas que vosotros ustedes no creeríais. Lebantar vloques de veinte pisos en primera línea de plalla. Construhir centros komercihales en pleno arenal. Todos esos orrores se perderán como lájrimas en la llubia. Es ora de una nueva Ley de Costas. ¿Por qué hablo así? ¿Qué me está pasando?

Día 530: Se reanudan las obras pero ya no me siento ilusionado. Con los nuevos cerramientos aislantes el presupuesto se empieza a disparar. Hoy hay niebla en La Orotava y la construcción empieza deprimirme. A mi mente viene la posibilidad de una entrada de la cofrade Sampiter diciendo que mi casa es un engender. No me atrevo a hablarles aún de mi casa. Además el subsótano proyectado que me parecía tan original empieza a no tener sentido. Si dejo la lavadora, el calentador y el arcón a la intemperie y con esa lluvia racheada, no creo que duren muchos años. 

Día 555: Hoy han instalado el cristal panorámico. Me siento más animado.

Día 557: Una ciclogénesis explosiva se ha formado sobre las Canarias y el cristal ha salido volando, junto al cerramiento aislante y parte del revestimiento de acero de la planta superior. Mi vida es una parodia

Día 558. El seguro sólo se hace cargo de parte del coste del nuevo ventanal y el dinero del tío Ulises se agota a un ritmo alarmante. Francisco me dice que no me preocupe, que ya estamos acabando. Malditos harquiteztos, que el Vajísimo les tenga a fuego lento. 

Día 580: He ido a comprobar el estado de las obras y he tropezado. Al caerme sobre unas planchas de corten que estaban reponiendo me he desgraciado la chaqueta de Aston Martin y me he raspado media cara. Da frío y dolorcillo. Nunca me habían puesto la antitetánica. También da frío y dolorcillo.

Día 620: Ya queda menos para que concluya la obra. Anoche soñé que era un verdugo jacobino. Francisco era un noble francés y su cabeza rodaba hasta la cesta. La sangre y el acero corten combinan estupendamente. Me he despertado riendo.

Día 623: El interrorista ha empezado su trabajo. No tengo fuerzas para discutir el proyecto que aprobamos en su momento. Prefiero fundirme la herencia del todo a tener que soportar miradas de desprecio por su parte. Pero para qué cojones quiero yo una ducha de pared a pared con terma, lluvia de agua al aroma de eucalipto y suelo de piedras de río de Galicia con efecto reflexológico. Además la cocina es toda de acero, salvo la mesa central que es de hormigón. La chimenea es plana y funciona con propano. Me deprime pese a que el sol de primavera ilumina la casa. Las pesadillas empeoran. Soy John Gotti y ordeno a mis secuaces que le hagan unos zapatos de hormigón al interiorista y lo arrojen a la bahía. Antes de dejarle caer le doy un puñetazo en los morros. Me despierto aullando de dolor. Acabo de dejarme los nudillos en el cabecero de la cama.

Día 700: Después de dimes y diretes, y de que la mitad de los electrodomésticos tuviesen que cambiarse por que los chips revientan con las subidas de tensión, por fin me he mudado. Es verano y el sol ha calentado tanto el salón y el dormitorio que me he pasado la noche dándome duchas frías de eucalipto. Al menos, si no duermo, no tengo pesadillas.

Día 705: La ola de calor empezará a remitir mañana. Me llama Francisco. Una revista de arquitectura quiere hacer unas fotos a mi casa. Francisco es sibilino, diabólico. Seguro que ha averiguado mis horarios para que sólo puedan venir cuando estoy en el trabajo. No quiere que esté cerca. Estoy demasiado cansado para pensar el joderle. Quiero acabar pronto con esta pesadilla.

Día 706: Soñé que los de la revista eran extraterrestres verdes que me sondaban y experimentaban conmigo. Esta misma tarde me doy de alta en Idealista y vendo la puta casa. Maldito Corbu. Maldito tío Ulises.

EPÍLOGO

Día 954: He recuperado un tercio del coste de la obra. Con esto sólo puedo permitirme un piso en el polígono de Añaza. El día que me enseñaron la casa no parecía tan deprimente, pero a estas horas siento miedo. Entraré al garaje directamente y me encerraré en casa. Esos chavales de las scooters me miran mal. Les miro y me miran peor. Me quedo pensando si debería apartar la mirada y uno de ellos se levanta del banco y se acerca a mi coche con mala cara y la mano en el bolsillo. Arranco rápidamente y sigo hacia el garaje.

¡Mi vida va a ser un infierno!

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.